Actualidad

El Ejército refuerza los medios de peñones e islotes para no “poner en peligro la soberanía de dichos territorios”

Licita la adquisición de tres torres de comunicaciones para Alhucemas, Vélez de la Gomera y Chafarinas para evitar “problemas de control del territorio”

El Ejército de Tierra ha iniciado un nuevo proceso de mejora de las instalaciones de los peñones e islotes españoles de la costa de África, enclaves que Marruecos viene reclamando desde hace años, al igual que las ciudades de Ceuta y Melilla. En esta ocasión, esta actuación busca mejorar su seguridad garantizando una buena comunicación ante cualquier amenaza, por lo que ha licitado un contrato para adquirir “tres mástiles de antenas para los Centros de Comunicaciones de los peñones de soberanía del Estrecho”, pues considera que no contar con ellos “supone poner en peligro la soberanía de dichos territorios, conllevando a problemas de control del territorio”.

Así explicaban esta necesidad los mandos del segundo Batallón del Regimiento de Transmisiones nº22 (responsable del mantenimiento de los sistemas de comunicaciones militares) y del Cuerpo de Ingenieros Politécnicos del Ejército de Tierra (CIPET) en la memoria justificativa del expediente de contratación, fechada el pasado 26 de mayo, apenas 10 días después de la avalancha de inmigrantes que llegó a Ceuta con el consentimiento de las autoridades marroquíes y que obligó a desplegar a las Fuerzas Armadas en la frontera con sus blindados.

Según este documento, en la zona del Estrecho de Gibraltar en la que se encuentran los peñones de Alhucemas, Vélez de la Gomera o las islas Chafarinas, “la cobertura es difícil de controlar debido a su naturaleza geográfica”, lo que obliga a instalar “torres de comunicaciones para poder garantizar una buena comunicación entre esta zona y el resto de los territorios”. Y dejaban claro que “una mala comunicación en esta zona supone poner en peligro la soberanía de dichos territorios, conllevando, la no instalación de estas torres, a problemas de control del territorio”.

130.000 euros

Así que la solución pasa por comprar e instalar los citados tres mástiles de antenas y tres casetas para guardar todo el equipamiento técnico. Un contrato, valorado en 130.000 euros como máximo, cuyo anuncio de licitación se publicó el miércoles, un día después de que la sección de asuntos económicos del Ejército le diese el visto bueno.

En concreto, las torres de comunicaciones se instalarán en los tres territorios españoles en la costa africana que cuentan con presencia militar permanente: Alhucemas, Vélez de la Gomera y la Isla de Isabel II de Chafarinas. En cada uno de estos enclaves se levantará un “mástil telescópico de accionamiento neumático automático” de al menos nueve metros de altura y un máximo de 130 kilos de peso, capaces de soportar un peso de 150 kilos. Además, deberán soportar temperaturas de entre -20 y 60 grados, “debido a las especiales condiciones ambientales por su ubicación de los peñones de soberanía”, se explica en el pliego de prescripciones técnicas del contrato.

Estos territorios están habitados cada uno por una treintena de efectivos de las principales unidades de la Comandancia General de Melilla, los cuales se despliegan en rotaciones de uno a dos meses para custodiarlos. Principalmente pertenecen al Grupo de Regulares de Melilla nº52, al Tercio «Gran Capitán» 1º de la Legión y al Regimiento Mixto de Artillería nº32. Todos ellos cuentan con el apoyo logístico de buques de la Armada y helicópteros de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra.

Intentos de ocupación

Se trata de un paso más para garantizar la soberanía de estos enclaves situados frente a la costa marroquí, que en años anteriores han vivido intentos de ocupación por parte de Marruecos. El más famoso fue la invasión del islote de Perejil (el único deshabitado) en 2002 por un grupo de militares marroquíes. Pero otros, como el peñón de Vélez de la Gomera, también han vivido estos incidentes, como cuando en 2012 varios miembros del Comité para la liberación de Ceuta y Melilla trataron de colocar la bandera de Marruecos en su cima.

De hecho, tras la reciente crisis migratoria, la Armada española publicó un inusual tuit sobre estos territorios en el que podía verse una operación de aprovisionamiento en el Peñón de Alhucemas en la que participaba un buque de la Armada y un helicóptero “Chinook” del Ejército. En el mensaje se leía que realizaban “una de sus misiones principales de apoyo a las plazas de Soberanía Nacional en el norte de África”.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class