Actualidad

El día después del estado de alarma aleja a Pedro Sánchez de sus socios

Spread the love

Frente de las comunidades para exigir al menos una alarma «light», con toque de queda a partir de las doce de la noche. Al Gobierno se le abre otro frente de inestabilidad con el PNV: pide dos meses más y nacional

Al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, vuelve a quemarle entre las manos su plan de desescalada. A cuestas con la campaña electoral de Madrid, donde el PSOE no acaba de encontrar su sitio, las comunidades han puesto pie en pared sin esperar a las urnas y han dinamitado el mensaje oficial de que el 9 de mayo, conforme a lo prometido por Sánchez ya en tiempo electoral madrileño, se levantará definitivamente el estado de alarma.

En la revuelta participan comunidades socialistas y populares, con la salvedad de que algunas se atreven a levantar la voz y otras, sin embargo, prefieren esconder la mano y callar, a pesar de compartir el mismo criterio.

El estado de alarma lleva desde finales del pasado verano convertido en un juego político, en el que unos se pasan a otros la «pelota» de la responsabilidad de las impopulares restricciones y limitaciones al movimiento para tratar de salvar la cara ante la opinión pública.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class