Actualidad

El Congreso aprueba eliminar nombres de agresores sexuales y el PSOE incluye a Plácido Domingo

La Comisión de Igualdad aprueba una iniciativa que contenía otro torpedo a la línea de flotación del Estado de Derecho: la presunción de inocencia. PP y Vox se negaron a respaldar que se señale a hombres que no están condenados

La Comisión de Igualdad del Congreso aprobó ayer una proposición no de ley (PNL) del PSOE por la que insta al Gobierno a impulsar la desaparición de los espacios y proyectos públicos nombres de agresores sexuales condenados o confesos y, durante el debate de la inicativa, el PSOE señaló al tenor Plácido Domingo.

La iniciativa fue votada de forma separada dado que el PP ha votado a favor del primer punto que pide la desaparición de los nombres de agresores sexuales condenados, mientras que se opuso al punto que reclama que se reconsidere la denominación de espacios públicos con el nombre de «personas que han declarado públicamente haber cometido agresiones sexuales», es decir, sin haber sido condenados, punto que ha suscitado una gran polémica en la Comisión.

Durante el debate, la diputada socialista Laura Berja invitó a realizar una reflexión: «¿Qué piensan de que un señor que ha sido acusado de abuso sexual por más de 20 mujeres y ha reconocido ser un agresor sexual reciba una gran ovación antes de actuar por parte del público en un teatro de nuestro país? ¿Qué piensan de que ese mismo señor reciba el título de embajador honorario del Patrimonio Mundial de España?», dirigió al resto de portavoces, todas mujeres, en alusión al cantante Plácido Domingo, al que también mencionó expresamente.

«¿Qué pueden pensar las víctimas de las agresiones cuando un país ovaciona con aplausos a un agresor? Tenemos que reparar a las víctimas, una democracia digna no puede honrar a los agresores sexuales», advirtió Berja, que ha pedido que se les deje de reconocer como «héroes o dioses» y que los espacios públicos se conviertan en una «oportunidad» para lanzar un mensaje a las generaciones más jóvenes de a quienes hay que «perpetuar como personas de referencia». «En las calles me faltan nombres de asesinadas por violencia de género», lamenta. Y concluyó su intervención refiriéndose a un famoso futbolista argentino recientemente fallecido, Maradona. «¿Un buen gol es suficiente para que perdonéis al agresor de mujeres?», ha lanzado.

La diputada del PP Edurne Uriarte se manifestó en contra del segundo punto de la propuesta: «¿A ustedes qué les parece qué debería entrar en el segundo punto?»,preguntó al recordar que el ahora presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue acusado de agresión sexual en 2019 por 9 mujeres, o que o el entonces ministro de Defensa de Reino Unido, Michael Fallon, dimitió «por poner la mano en una rodilla de una periodista».

A su juicio, la iniciativa debería reparar a «víctimas de todo tipo de delitos». Además, aprovechó este asunto para reprochar al Gobierno que haya indultado a los líderes del procés catalán. «Esta PNL es para eliminar homenajes a agresores sexuales, pero ayer mismo indultaron a delincuentes condenados en ciernes», protestó la diputada popular, que pidió a PSOE y Unidas Podemos que sean «coherentes».

Por tanto, abogó por extender la iniciativa a «todos los delincuentes», momento este en el que la presidenta de la Comisión ha llamado la atención a la diputada. Pero la popular se ha defendido alegando que estaba «reivindicando igualdad para todas las víctimas de delitos en España».

A la intervención del PP reaccionó la diputada de ERC, Pilar Vallugera, que le acusó de mezclar «churras con merinas», al tiempo que reprochó que hable de víctimas cuando las «víctimas del 1-O» fueron las que recibieron las bofetadas. «Ustedes no entienden nada», le afeó. Por su parte, Pilar Calvo Gómez (JxCat), se limitó a advertir de que la iniciativa solo habla de agresión sexual cuando debería también recoger el acoso sexual.

A favor de la iniciativa se ha mostrado Unidas Podemos, cuya diputada, Sofía Fernández Castañón, ha recordado cómo la artista valenciana María Llopis, hizo una performance en el Museo Picasso de Barcelona con camisetas de Dora Maar (pareja de Picasso) para denunciar que el pintor malagueño era un maltratador. «¿Estamos hablando de que no queremos tener a Picasso en nuestros museos? No. Estamos reivindicando una lectura crítica necesaria», aseguró.

En la misma línea que el PP, la diputada de Vox, Carla Toscano, cuyo formación se ha abstenido en ambos puntos, se ha referido a la necesidad de que la iniciativa sirva para reparar a las víctimas, «independientemente del sexo, la edad o la orientación sexual». «No nos cansaremos de decir que la violencia no tiene sexo», se reafirmó.

Con respecto al punto más polémico de la iniciativa, Toscano admite que desde Vox están de acuerdo con que «un hombre condenado por agresión sexual no es digno de tener una calle, una plaza o cualquier espacio público a su nombre». «La cuestión es que no es digno de tener un espacio público a su nombre cualquier agresor sexual o no sexual, sea hombre o mujer y sea quien sea la víctima», precisó.

En cualquier caso, para Vox, esta iniciativa tiene como objetivo «ahondar en la línea del feminismo de los últimos años», que es, según la diputada, «la demonización del hombre», pues a través de lo que ella considera una «propaganda constante», el Gobierno pretende «reeducar a la sociedad en la idea de que el varón heterosexual es el único capaz de cometer actos violentos».

En este sentido, sacó a colación el tema de la violencia vicaria. «Ustedes solo reconocen la violencia vicaria por la que el padre pueda ejercer violencia a los hijos o contra la madre», lamenta Toscano, que dice que en el PSOE y Unidas Podemos están en contra de la violencia vicaria ejercida al revés, de una madre hacia sus hijos o su pareja. De ahí que la diputada califique la iniciativa de «injusta»: «Visibiliza solo un tipo de agresor (…) si condenamos la violencia, las condenamos todas».

También ha criticado que se trate de una propuesta para suprimir el nombre de Plácido Domingo de cualquier espacio público: “Deberían haberla llamada propuesta anti Plácido Domingo y punto”. Atenta contra la presunción de inocencia y «es una caza de brujas contra los hombres», asumió. Pero para la diputada socialista, sin embargo, fue el propio Plácido Domingo quien acabó con su presunción de inocencia al asumir públicamente la responsabilidad de las acusaciones.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class