Actualidad

El cambio de planes de Sanidad ante las CC. AA. vuelve reforzar el liderazgo de Ayuso

El amparo de la Audiencia Nacional al recurso presentado por Madrid marcó un antes y un después en el posicionamiento de Darias frente a las restricciones en el ocio nocturno

El Ministerio de Sanidad, con Carolina Darias a la cabeza, se ha visto obligado a dar un importante giro de guion en su plan de medidas restrictivas a la hostelería y al ocio nocturno, después de que la pasada semana varias comunidades autónomas, entre ellas la Comunidad de Madrid, mostrasen su disconformidad con el plan que se había aprobado en el Consejo Interterritorial.

Ahora, el nuevo plan de Sanidad es convertir las “obligaciones” en “recomendaciones”, permitiendo de forma independiente a cada una de las regiones gestionar las limitaciones al ocio nocturno en función de la situación epidemiológica de cada territorio.

La pasada semana, los gobiernos autonómicos de Madrid, Cataluña, País y País Vasco, entre otros, mostraron su rechazo al plan principal que tenía el Gobierno: establecer una serie de niveles de riesgo y fijar el cierre del ocio nocturno en las 2 de la madrugada, dejando hasta las 3 a las regiones que estuvieran fuera del nivel de riesgo, marcado a través del famoso semáforo covid. Además también se incluían medida como que los clientes deberían permanecer sentados en todas las instalaciones del local y también limitar el número de personas que podían estar en un mismo grupo.

En un principio estás medidas estarían vigentes hasta que el país alcanzase la inmunidad de grupo, el 70% de la población vacunada. Aunque después se dejó la puerta abierta a suspender estas medidas a través del Consejo Interterritorial.

Rápidamente, las comunidades autónomas más críticas mostraron su disconformidad con Sanidad, alegando que este planteamiento iba en contra de los planes creados por cada gobierno autonómico. Además, muchas de ellas alegaron que no tenía ningún sentido fijar una norma nacional después del final del estado de alarma unas semanas antes.

Madrid, al frente de la oposición a la decisión de Sanidad

En este sentido, la Comunidad de Madrid volvió a liderar el rechazo de las regiones, más críticas con el planteamiento de Sanidad, ante la Justicia, presentando un recurso en la Audiencia Nacional. Los servicios jurídicos de la Puerta del Sol alegaban que estas medidas son sinónimo de “el perjuicio que se deriva como consecuencia de la invasión de competencias” y abogan que “no tenían criterio técnico, rigor sanitario y, desde luego, atacan al sentido común”.

Mientras tanto, el Gobierno volvía a sacar músculo y a pocas horas del comienzo del fin de semana Carolina Darias volvía a exigir que estas normas eran de obligado cumplimiento por todos y cada uno de los ejecutivos regionales. “La presente declaración de actuaciones coordinadas obliga a todas las comunidades y ciudades con estatuto de autonomía, con independencia del sentido de su voto“.

Pero Madrid ya diseñaba el viernes su escrito para presentarlo el lunes ante la Audiencia Nacional. Pocas horas de registrar esta reclamación, la sala de lo Contencioso Administrativo se pronunció y atendió al 100% el documento presentado por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, asestando a Sanidad un importante revés, no tanto por el contenido sino por las formas, ya que la Sala decidió dejar sin efecto las medidas acordadas en el Consejo Interterritorial porque “el escenario de incertidumbre se vería seriamente agravado y perjudicado si se admite un cambio en el nivel de restricciones” con el que plantea Sanidad.

De esta manera Ayuso se apuntaba una nueva victoria frente a la Gestión del Gobierno de Sánchez, incluso mucho mayor de lo que podían esperar en un primer momento porque la resolución fue publicada pocas horas después del registro del recurso y fue atendida en su totalidad, llegando a señalar la Sala de la Audiencia Nacional que medidas como fijar a las 2 de la mañana el cierre del ocio nocturno podría provocar al sector “un daño inmediato, irreparable e insubsanable”.

 

El giro de guion de Sanidad tras el amparo de la justicia al recurso de la Comunidad de Madrid

A partir de ese momento, Sanidad comenzó a levantar sus teléfonos para saber cómo podían gestionar el paso atrás que se materializó con el apoyo de la justicia a Madrid, y fue el momento en el que se planteó debatir de nuevo las medidas en el Consejo Interterritorial y cambiar el concepto de “obligación” por el de “recomendación”.

En este sentido, este miércoles se ha cerrado la polémica que comenzó hace una semana y por tanto este nuevo documento ha sido aprobado como una recomendación, y no como un texto de obligado cumplimiento, y, en él, se permite a las autonomías ampliar el horario del ocio nocturno si su situación epidemiológica lo permite. De este modo, este será el texto definitivo de la nueva declaración de actuaciones coordinadas, que ha contado con el apoyo de todas las comunidades autónomas excepto el País Vasco, que no ha participado ni en la discusión ni en la votación.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class