Actualidad

EE.UU. impone nuevos aranceles a España por la tasa Google y los suspende durante 180 días

Afectarán a exportaciones como mariscos, bolsos y zapatos.

La representante comercial de EE.UU., Katherine Tai, ha anunciado este miércoles la imposición de aranceles a España y otros cinco países por sus impuestos a servicios digitales. Los aranceles, sin embargo, quedan suspendidos de forma inmediata durante un periodo de 180 días para dar espacio a negociaciones fiscales internacionales en el marco de la OCDE y de los países del G-20. Los otros países afectados son Austria, India, Italia, Reino Unido y Turquía.

Durante meses, las autoridades de EE.UU. han llevado a cabo un proceso de revisión de la llamada tasa Googleel impuesto a servicios digitales aprobado el año pasado y que afecta a grandes tecnológicas estadounidenses con mucho negocio pero poca presencia física en nuestro país, como Google, Amazon o Facebook (también se conoce como tasa Google a otro pago no relacionado con estos impuestos: el canon que en España se aplica al buscador por enlazar noticias protegidas por derechos de propiedad intelectual).

«EE.UU. está centrado en encontrar una solución multilateral a un amplio rango de asuntos relacionados con la fiscalidad internacional, incluida nuestra preocupación con los impuestos a servicios digitales», aseguró Tai en el anuncio de los aranceles. «EE.UU. sigue comprometido con encontrar un consenso en asuntos de fiscalidad internacional a través de la OCDE y del G20. Las acciones tomadas hoy darán tiempo para que esas negociaciones continúen para lograr progresos mientras se mantiene la opción de imponer tarifas si es necesario en el futuro».

Es decir, la Administración liderada por Joe Biden mantiene las puertas abiertas para la negociación sobre la permanencia de esos gravámenes adicionales a compañías estadounidenses y sobre otros planes más amplios como el establecimiento de un tipo fiscal global del 15% para multinacionales, que anunció el mes pasado. Al mismo tiempo, el establecimiento de estos aranceles es una advertencia de que, si no se llega a un punto que Washington considere satisfactorio, ya tiene un castigo listo para ser aplicado.

La medida de la Administración Biden llega en la misma semana en la que los representantes económicos de los países del G7 se reúnen en Londres para avanzar en esas negociaciones fiscales internacionales. Los encuentros están previstos para el viernes y el sábado.

En EE.UU. hay voces muy potentes en contra de que haya cualquier acuerdo que no incluya la eliminación de la tasa Google. Así lo ha defendido, entre otros, el senador Mike Crapo, el republicano de más alto rango en el Comité de Finanzas de la cámara alta.

En el caso de España, los nuevos aranceles afectarán a exportaciones como gamba, langostino, pulpo, bolsos y zapatos, para un total de 27 categorías de productos. Las exportaciones de esos productos tuvieron un valor de 323 millones de dólares en 2019. Si se acaban por imponer tras el periodo de gracia, llevarán un gravamen de hasta el 25% en su entrada en EE.UU. con el objetivo de compensar la recaudación que se llevará España con la tasa Google, que impone un impuesto adicional del 3% a las tecnológicas.

La última medida de la la Administración Biden está dentro de la guerra comercial global azuzada por Donald Trump y en la que el nuevo presidente ha impuesto, por el momento, una tregua. Los aranceles a productos estratégicos de España, como el aceite de oliva y el vino -afectados por la disputa entre Boeing y Airbus-, quedaron suspendidos durante cuatro meses desde marzo.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class