Actualidad

«Desde que soy presidenta soy más creyente»

La presidenta de la Comunidad de Madrid recuerda la carta que escribió de niña a Felipe González, llama «hermano» a Pablo Casado y reconoce que Miguel Ángel Rodríguez es para ella una figura paternal

Bertín Osborne presentó a «la presi» Isabel Díaz Ayuso en ‘Mi casa es la tuya’ como una «triunfadora», como la política de Chamberí a la que algunos atacan «con cierta mala saña».Isabel Díaz Ayuso fue anoche la protagonista de ‘Mi casa es la tuya’. Recibió al presentador y cantante en lo que ella llamó «la oficina de Rodríguez», o sea, de Miguel Ángel Rodríguez.

Una carta a Felipe González

Empezaron hablando de la infancia de la protagonista del programa. El inicio de sus estudios en un «concertado religioso». Cuando se le atragantaban las Matemáticas. Repitió un curso, pero después remontó y sacó grandes notas. Su elevada media le permitió hacer Periodismo en la Universidad Complutense. Escribir siempre le gustó: con 8 años dirigió una carta a Felipe González para decirle que «todo estaba fatal». Era una carta en la que se preocupaba por el medio ambiente y el hambre en el mundo. Él contestó: «Me dijo que no me preocupara». Ella y González no se conocen: «Es un tipazo», exaltó Bertín Osborne al ex presidente del Gobierno socialista.

Sus primeras veces con Pablo Iglesias

«La vida universitaria es lo mejor que me pasó en la vida», aseguró. Ya había hecho esta confesión en el programa –ahora paralizado– de María Teresa Campos. Fue en esa etapa en la que conoció a Pablo Iglesias y al resto de «los cachorros de Izquierda Unida». No sabía Bertín que ella y el ex vicepresidente nacieron el mismo día del mismo año: «Vine para corregirlo», bromeó.

Vio mundo trabajando en Ecuador, en Irlanda y en Malta. En Madrid, son su primer sueldo, 600 euros, se independizó. Más tarde, la empresa de sus padres quebró en la anterior crisis. Cuando ella tenía 28 años, su progenitor empezó a sufrir demencia, la enfermedad que acabó con su vida a los 68 años. «No llegamos a entendernos del todo», dijo sobre su padre, que era muy crítico con él mismo y con el resto.

Nunca llevó la cuenta de un perro

En la sede del Partido Popular en la que se anotó como militante, la más cercana a la Complutense, conoció a Pablo Casado. Fue hace 17 años: «Somos como hermanos», apuntó. Fue contando cómo fue subiendo en el partido. Poco a poco, pero con un arreón potente en los últimos tiempos. Entre sus méritos no figura haber llevado la cuenta en redes sociales del perro de Esperanza Aguirre: «Es una chorrada como un piano». Reconoció, eso sí, que la idea de crear esa cuenta fue suya, tomando como referencia las de mascotas de presidentes norteamericanos.

Vacaciones con su novio y con los drones

Con Bertín es inevitable que salga el tema amoroso. Estuvo casada, «poco tiempo» y «hace más de diez años». Hubo después novios. Con el último fue fotografiada en Ibiza: «Había drones». «No tengo un perfil determinado de hombres. Hay personas que te hacen ser mejores personas», confesó. Lo de los hijos lo tiene prácticamente descartado: «Me lo he planteado, pero por distintas circunstancias no lo he hecho al final».

La recuperación de la fe

«La presidencia de la Comunidad me ha cambiado mucho. Desde que soy presidenta soy más creyente», reveló. A los 9 años perdió la fe «bastante». ¿Por qué? «Porque sentí que era una forma de liberarme e independizarme de muchas cosas, de la muerte de mi abuelo…». Empezó a recuperarla a partir de la primera ola de la pandemia, cuando tuvo que acudir a muchas misas. A eso se añadió la gran cantidad de gente que le ha dicho «rezamos por ti».

«Me he vuelto mucho más niñera, creyente, muy madridista, pero mucho más atlética, porque he conocido a la afición del Atlético en viajes, y es fantástica. Esta responsabilidad me ha hecho mejor persona«, enumeró.

Sus «amigos» del PSOE y su enemigo Sánchez

Tiene amigos del PSOE. Y buenas relaciones con algunos diputados socialistas de la Asamblea madrileña. Con Ángel Gabilondo tuvo «dos años buenos», pero se enfadó con él durante la última campaña, cuando subió el tono. ¿Y fuera de Madrid?: «Javier Lambán me cae muy bien. Tengo buen trato con el presidente extremeño».

Con otros destacados socialistas no hay ese ‘feeling’: «No nos entendemos», dijo de Pedro Sánchez. «Ha sido una relación imposible. Cada vez que yo salía, él salía a corregir». Cree que al presidente del Gobierno se le ha acabado la buena racha: «No todo te puede salir gratis», advirtió. «Nos acostumbramos a todo, pero hemos visto a Franco volar en un helicóptero, hemos visto las cosas más ridículas, y no hay un plan para atajar el 40% de jóvenes que en España no tienen futuro ahora mismo«, reflexionó.

Podemos y la enfermedad

No cree en el debate de las armas. Cree en Europa y en las comunidades autónomas. Son ideas que la diferencian de Vox. Algunas de ellas. Hay más. En todo caso, no los considera extrema derecha, aunque sí «llevan a veces las cosas al extremo».

No admite la comparación entre Podemos y el partido de Abascal. «Es el cáncer en la política y en la convivencia –dijo de la formación creada por Pablo Iglesias– Y luego está Vox con sus cosas«.

Cuando la llaman facha, ¿qué piensa? «Que algo estaré haciendo bien».

La mejor y la peor decisión

La decisión de la que se siente más orgullosa es de la construcción del Isabel Zendal. ¿Se arrepiente de alguna? Más que arrepentirse, se ha preguntado muchas veces si no tendría que haber cerrado antes de lo que lo hizo los colegios y el resto de las dependencias públicas, «el 1 de marzo o el 25 de febrero», y eso habría evitado que el virus se expandiese tanto.

MAR la frena

En el tramo final, apareció el verdadero anfitrión, su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez (MAR). Durante la entrevista, la presidenta había revelado que su hermano -cuatro años mayor–, un tío y MAR han suplido la figura del padre fallecido.

«La gente piensa que es Rodríguez el que me calienta los cascos, pero es Rodríguez el que me contienen normalmente», afirmó Díaz Ayuso.

Es una jefa muy exigente: «Siempre todo puede estar mejor», dijo ella cuando salió el tema. «No respiras de su exigencia», medió Rodríguez. «Lo más injusto que han dicho de ella es que era tonta», sentenció.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class