Actualidad

Cuatro mujeres estranguladas en Elche, Valencia y Burriana y un falso asesino en serie

Spread the love

Los investigadores descartan la conexión entre unas muertes no naturales por las que todavía no hay detenidos

«No disponemos de un solo indicio de que se trate del mismo autor ni conexión entre los casos». Los investigadores de la Policía Nacional y la Guardia Civil insisten en descartar la teoría de que un asesino en serie esté detrás de las muertes «no naturales» de cuatro mujeres en la Comunidad Valenciana desde el pasado mes de noviembre.

Aunque en todos los casos las autopsias confirmaron que lo cuerpos tenían señales de estrangulamiento, las Fuerzas de Seguridad subrayan que la tesis propagada por las redes sociales y grupos de mensajería como Whatsapp sobre un asesino en serie no es más que un «bulo sin fundamento alguno» y hacen un llamamiento a la calma para evitar la alarma social mientras continúan las pesquisas para esclarecer las circunstancias de las muertes de Alicia, Andrea, Florina y Olga.

Incluso, se ha llegado a difundir la foto de un preso fugado el pasado 13 de abril en una cárcel de Barcelona y que reingresó dos días después, que en el momento de producirse los crímenes estaba en prisión.

Los investigadores explican que, aunque los cuatro casos se han registrado en la Comunidad Valenciana y en un espacio temporal relativamente corto de menos de cinco meses, entre el paraje de Elche en el que fue hallado el primero de los cadáveres y el de Burriana donde se encontró el último el pasado viernes hay una distancia de 250 kilómetros.

Aunque hasta la fecha no se han registrado detenciones ni hay móviles claros que expliquen las muertes de las cuatro mujeres, todos los casos se investigan por separado al no haberse encontrado conexiones entre sí. En tres de ellos las pesquisas corren a cargo de la Guardia Civil y el restante de la Policía Nacional.

Posible «efecto imitación»

Los investigadores admiten que puede haberse producido un «efecto imitación» en el «modus operandi» empleado tanto para acabar con la vida de las víctimas como para deshacerse de los cuerpos, aunque hay diferencias. Dos de ellas, Alicia, una funcionaria de Justicia de 45 años, y a Andrea, una mujer colombiana de 41, fueron halladas muertas en parajes de las localidades de Elche y Burriana. Mientras, Olga, de nacionalidad española y 43 años, y Florina, de diecinueve y natural de Rumanía, fueron arrojadas en sendas acequias de la provincia de Valencia. En éste último caso las pesquisas apuntan a que era víctima de una red de proxenetas.

El tiempo transcurrido entre la primera y la última muerte, la distancia entre los puntos entre los que se hallaron los cadáveres, las circunstancias en las que se les vio con vida por última vez y la disparidad de perfiles personales de las víctimas han llevado a los investigadores a descartar la tesis de un asesino en serie como autor de cuatro casos que siguen abiertos.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class