Actualidad

Condenados y delincuentes que Podemos quiso convertir en iconos

El partido de Iglesias ha apoyado a violentos radicales, proetarras y diferentes agresores

En el historial de Podemos no es difícil encontrar mensajes de apoyo a personajes condenados y a conocidos delincuentes. Siempre, eso sí, que éstos estén situados en su lado del espectro político. Alfon, Rodrigo Lanza, los agresores de Alsasua o Andrés Bódalo. Referentes y mártires. Son icónicos para su batalla política. Ahora, suman a los condenados Pablo Hasel y Valtònyc.

En 2015, el ingreso en prisión de Alfonso Fernández Ortega, ‘Alfon’, hizo que Podemos pidiera su libertad. Pablo Iglesias mostró su apoyo públicamente en varias ocasiones. «Mientras los que quebraron los bancos disfrutan de impunidad, Alfon irá a prisión. Me parece una injusticia», escribió en su Twitter. Le llamaba «activista». Alfon fue detenido el 14 de noviembre de 2012,

día en el que se convocaba una huelga general, con un artefacto explosivo que tenía potencia suficiente para causar daños graves. El Supremo le condenó a cuatro años. Tenía de antecedentes una orden de alejamiento por agresión sexual, robo e insultos a un grupos de chicas (2009), una detención por traficar con drogas (2010) y una agresión a un Policía al tratar de impedir que detuvieran a un amigo que conducía ebrio y bajo los efectos de la droga (2012). Él también había consumido. Se le relaciona además con reyertas futboleras y otros disturbios, era un activo ‘bukanero’.

Unidas Podemos (UP) también mostró su apoyo a Rodrigo Lanza, que fue condenado en septiembre del año pasado a 20 años de prisión por asesinato agravado. Mató a un hombre de una paliza por motivos ideológicos en un bar de Zaragoza. El ‘crimen de los tirantes’. Le atacó por considerarle un ‘facha’ al llevar ese complemento con la bandera de España. Era su segundo crimen. Iglesias y otros dirigentes de Podemos se reunieron con la madre de Lanza en 2015 después de que cumpliera cinco años de prisión por dejar tetrápléjico a un policía local de Barcelona en 2007. El presidente del grupo parlamentario de UP, Jaume Asens, también colaboró en su defensa.

UP consideró ‘víctimas’ a los agresores de Alsasua cuando se les acusó de terrorismo en la Audiencia Nacional. Tildaron la agresión de «trifulca de bar». Los ocho acusados habían atacado a dos guardias civiles y a sus parejas en Alsasua en 2016. Al final, no los condenaron por terrorismo, sino a penas de hasta trece años de cárcel por desórdenes públicos, amenazas y atentando contra la autoridad. Luego, el TS las rebajó hasta nueve años y seis meses. UP lo vio ‘desproporcionado’ y pidió explicaciones al Gobierno.

Podemos también respaldó a Andrés Bódalo, líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y exconcejal de Jaén en Común. Fue condenado a tres años y medio de cárcel en 2016 por propinar puñetazos y patadas al concejal socialista de Jódar Juan Ibarra en 2012. Podemos siempre defendió su inocencia. Bódalo acumulaba otros delitos; altercados en un piquete en 2002, asalto a un supermecado en 2012 y también fue acusado de agredir a una embarazada a quien tildó de «fascista». Iglesias le visitó en prisión.

Este jueves UP registró la petición de indulto para los raperos Pablo Hasel y Valtònyc. Hasel fue encarcelado el martes y Valtònyc reside en Bélgica desde 2018 para evitar la prisión. Están condenados por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona. El tribunal tuvo en cuenta la reincidencia de Hasel cuando se le negó la suspensión de la pena de prisión. Tiene además dos condenas por agresión.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class