Actualidad

Ciudadanos busca la diferenciación con el PP para sobrevivir a su opa hostil

El partido abandera un liberalismo también social: ley trans, eutanasia, gestación subrogada…

Ciudadanos (Cs) calienta motores. El madrileño Palacio de los Duques de Pastrana recibirá este fin de semana a más de trescientos integrantes del partido para celebrar una convención nacional a la que se le quiere imprimir carácter de punto de inflexión. Un antes y un después en el intento de reflotar un proyecto en horas bajas, tocado y ya se verá si hundido.

La dirección nacional encabezada por Inés Arrimadas ha trabajado durante dos meses, viajando por toda España y con un análisis exhaustivo de las propuestas recibidas a través de los canales abiertos a la militancia. En la bandeja de entrada de la sede central, en la calle Alcalá, en Madrid, se han acumulado más de 2.000 sugerencias de más de 1.500 afiliados. Una movilización notable en un partido inmerso en una crisis galopante, con la pérdida de dos tercios de su militancia en dos años.

Arrimadas volvió a dejar claro la semana pasada, en un evento del Club Siglo XXI, que no pasa por sus planes una convergencia con el PP para reunificar el centro-derecha: «Si vamos al escenario que quiere Sánchez de izquierdas contra derechas, Sánchez se mantiene en Moncloa el tiempo que quiera». Por ello, Cs tiene su única vía de supervivencia en solitario en conseguir diferenciarse de los populares.

En este tiempo, el partido ha intentado subrayar más que nunca su eminencia liberal. Un liberalismo que va más allá que el del PP, el puramente económico, y se extiende a todos los ámbitos de la política. El lema escogido para la convención no es baladí: ‘Liberales’. «Nosotros somos liberales sin matices, sin apellidos sin gradación», reivindica un diputado. «Si estuviésemos recurriendo al Tribunal Constitucional el matrimonio homosexual, el aborto o la ley de la eutanasia, no seríamos liberales; seríamos otra cosa», agrega un alto cargo de Cs.

Cs quiere dejar atrás su crisis con la convención, después de caer en Cataluña, perder Murcia y desaparecer en Madrid

Diputadas como Sara Giménez o María Muñoz han señalado estas diferencias públicamente con vehemencia, criticando los «prejuicios conservadores» que todavía tiene, según ellas, el PP. Ahí radica el marco que desea instalar Cs: una España parecida a Europa donde un partido liberalCs, es decisivo entre uno socialdemócrata (el PSOE) y otro conservador (el PP).

Las palabras se concretan en cuestiones diversas, visibilizadas, por ejemplo, en la toma de consideración de la ley trans en el Congreso. Entonces el PSOE no había llegado a un acuerdo con Unidas Podemos y se abstuvo, provocando su rechazo. Pero Cs defendió la libertad de elección de cada persona y se unió al bloque del sí. El PP votó en contra.

Cs también repitió este año, por ejemplo, en la manifestación del Orgullo LGTBI, a pesar del boicot que sufrió en 2019 –en 2020 no se convocó por la pandemia–, mientras que los populares prefirieron no asistir. La muestra más reciente se dio en el Parlamento Europeo, donde Cs se posicionó a favor de retirar fondos a Hungría por aprobar leyes homófobas, mientras los populares –excepto Esteban González Pons, que lo respaldó– se abstuvieron. Otro caso es la gestación subrogada, defendida solo por Cs.

Pero no solo hay cuestiones netamente sociales. También en ámbitos como la ley electoral o la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) hay discrepancias notorias. En este último aspecto, Edmundo Bal aboga por cambiar el método de elección de los vocales ya, y no por pactar su renovación y después «despolitizar» el órgano como pide el PP. Cs siempre ha reclamado que vuelvan a ser los propios jueces quienes eligen a los miembros de su Consejo.

Ponentes invitados

Todas estas materias se abordarán en la convención nacional de Cs. Según explican fuentes de la organización, su estructura se dividirá en dos líneas diferenciadas: por un lado, habrá ponencias con expertos invitados; y por otro, grupos de trabajo conformados por miembros del partido. El economista Isidoro Tapia y el físico nuclear Eduardo López-Collazo hablarán sobre ciencia y agenda verde; el director de ‘El Español’, Pedro J. Ramírez, analizará los retos del liberalismo en España; y liberales europeos abordarán los desafíos de la Unión Europea. También habrá una ponencia sobre libertades y derechos con el profesor David Mejía y la periodista Maite Rico como protagonistas; y otra sobre la España del futuro en la que compartirán espacio los economistas María BlancoBenito Arruñada y Rafael Doménech.

A nivel orgánico, habrá cuatro grupos de trabajo –España de libertades e igualdad, España del futuro, España moderna y España verde– de los que saldrán resoluciones que servirán de bandera a Cs para los próximos años y que podrán incorporarse a los futuros programas electorales. La convención, marcada también por la ausencia de Albert Rivera, quien declinó asistir, la cerrará Arrimadas. «La clausura de la convención será el principio de algo», dice, confiado, un dirigente.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class