Actualidad

‘Cae’ el rey del absentismo en Italia: ni un día de trabajo en 15 años, pero con sueldo íntegro

Spread the love

Se trata de un empleado de un hospital de Calabria, que se embolsó 538.000 duros sin una hora de trabajo

Se ha ganado el título de ‘ rey del absentismo‘. Stefano Surace, de 66 años, empleado del hospital Pugliese Ciaccio en Catanzaro, capital de la región de Apulia, se embolsó 538.000 euros de salario durante 15 años sin presentarse a trabajar un solo día. Todo un récord. Solo fue visto cuando se presentó a firmar su contrato. La Fiscalía de Catanzaro lo investiga por falsificación, abuso del cargo y extorsión agravada. También son indagadas otras seis personas (dirigentes y empleados del hospital municipal), por permitir y no denunciar el absentismo.

Surace fue contratado por el hospital en 2005 y asignado al departamento de prevención de incendios. En realidad fue un verdadero fantasma en el hospital. La Guardia

 de Finanzas reconstruyó mediante el examen de las actas de asistencia, los turnos de servicio y los testimonios de algunos de sus compañeros y superiores. Según los investigadores, Stefano Surace para no acudir al hospital habría utilizado el recurso de amenazar a los responsables de controlar su departamento, obligándoles a no realizar informes disciplinarios en su contra.

También por absentismo, el juez de primera instancia del tribunal de Catanzaro decidió la pasada semana procesar a otros 57 empleados del mismo hospital. La Guardia de Finanzas había colocado videocámaras para registrar a los empleados que se llevaban la tarjeta de entrada y luego se marchaban. Algunos, para evadir la vigilancia, se inventaron tretas: un empleado se cubrió con un paraguas para no ser filmado mientras fichaba por otros colegas. Se descubrió también que abandonaron el trabajo para realizar diversas actividades personales: Ir al supermercado, al bar, a hacer deporte… Quince de los empleados que serán procesados, algunos directivos, han sido suspendidos del servicio.

Otro caso célebre

El absentismo está bastante extendido en el sector público italiano. Para contrarrestarlo, en el año 2016 el gobierno aprobó una ley que permitía la expulsión en 48 horas de quienes acuden al trabajo, fichan y luego se ausentan. La medida llegó después de que algunas investigaciones policiales revelaran casos de absentismo. Uno de los más llamativos se produjo en el municipio de San Remo en la región de Liguria: el policía municipal Alberto Muraglia, hoy con 59 años, fichó su entrada al trabajo en camiseta y calzoncillos. Era su práctica habitual: acudía en paños menores y tras fichar retornaba a su casa, situada en el mismo edificio que los locales municipales. A veces, era la hija de Alberto Muraglia la que fichaba en nombre de su padre. Muraglia se ganó fama de funcionario vago e irresponsable y se convirtió en un símbolo del absentismo laboral en la administración pública. La fotografía y un video de Muraglia en calzoncillos se hizo viral en las redes sociales y en las televisiones. Hasta el primer ministro de la época, Matteo Renzi, llegó a afirmar: Hemos visto cosas de locura como en San Remo, donde había quien fichaba y luego se marchaba, anunciando duras medidas y el uso de puño de hierro.

El Ayuntamiento de San Remo abrió una investigación, que se cerró de forma espectacular: 35 funcionarios, entre ellos Alberto Muraglia, acabaron en arresto domiciliario con la acusación de fraude al Estado. Fue un terremoto judicial y administrativo. Lo sorprendente es que, cuatro años después, en enero 2020 se conoció la sentencia del juez de Imperia, Paolo Luppi, quien absolvió al policía municipal Alberto Muralla porque «el hecho no subsiste y no constituye un delito». La sentencia dejó boquiabiertos a los italianos. Con ironía un escritor dijo que se trataba de una «sentencia histórica que obligará a los chismosos a suspender su juicio incluso ante la evidencia de un video».

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class