Actualidad

Banco Santander multiplica por cinco su beneficio y anuncia el relevo de su CEO en España

Spread the love

La entidad ganó 1.608 millones de euros en el primer trimestre de 2021, frente a los 331 millones de hace un año

Poco a poco las pérdidas en el sector bancario se van quedando atrás, aunque los números todavía no se han recuperado del todo respecto a antes de la pandemia. Banco Santander ganó en el primer trimestre de este año 1.608 millones de euros, lo que supone casi multiplicar por cinco la cifra registrada en los tres primeros meses de 2020 (331 millones).

Sin embargo, la entidad no ha podido alcanzar los 1.840 millones que se embolsó en el mismo periodo de 2019 o los más de 2.000 millones de un año antes. El mercado va recuperando vigor pero la cautela con la que han de actuar los bancos les impone la necesidad de seguir cubriéndose ante la crisis, a lo que se une el golpe en las cuentas de los costes de reestructuración. La firma ha realizado provisiones por 1.992 millones de euros en este primer tramo de año, «un 43% menos que el primer trimestre del pasado año por aplicación de la normativa contable NIIF 9 (IFRS 9), que hace depender las provisiones de la mora esperada y las perspectivas económicas a largo plazo. Las provisiones acumuladas ascienden a 24.034 millones», según el banco. Aunque, de momento, se desconoce si algo de dicha cantidad obedece a motivos a causa de la pandemia.

Entre enero y marzo, Santander también recoge en sus resultados el impacto de costes de reestructuración previstos para el conjunto del año, «principalmente en Reino Unido y Portugal». Estos costes ascienden a 530 millones de euros, con lo que restando extraordinarios, las ganacias serían de 2.138 millones, un 50% más que en el último trimestre de 2020 y 5,6 veces más en interanual. «Este es el mayor beneficio ordinario de Santander desde el segundo trimestre de 2010», ha indicado la entidad.

El margen de intereses creció un 5% sin el impacto de los tipos de cambio gracias a que el nuevo crédito volvió a los niveles previos a la pandemia en Europa y Sudamérica, según ha comunicado el banco, con un crecimiento del mismo destacado en Reino Unido (+24%), España (+10%) y Brasil (+6%); sumando ese impacto, se apunta un descenso del 6,3%. Asimismo, los ingresos por comisiones lograron también recuperarse «hasta los niveles previos a la pandemia gracias a la mayor actividad, al crecimiento en servicios y productos de mayor valor añadido, sobre todo en Santander CIB y seguros».

Santander ha puesto en valor su diversificación geográfica en sus tres regiones: Europa, Norteamérica y Sudamérica. Todo ello pese a los avisos de alerta lanzados por el Banco de España el año pasado sobre su exposición a mercados emergentes (como pueden ser Brasil, Chile…). Europa contribuyó con un 31% de las ganancias ordinarias; Norteamérica, con el 29%; Sudamérica, con otor 29%; y Digital Consumer Bank, con un 11%.

El beneficio ordinario en Europa fue de 826 millones de euros en el primer trimestre, frente a los 193 millones de euros del mismo periodo del año anterior, lo que supone multiplicar por cuatro la cifra interanual. Los ingresos crecieron un 13%, a lo que se unieron un 4% menos de costes y una caída de dotaciones del 40%. En España el resultado ordinario fue de 243 millones, frente a los 90 millones de un año antes, debido principalmente a la reducción de costes y menores provisiones.

Llama la atención los 616 millones de beneficio ordinario registrados en Estados Unidos, frente a los 60 millones del primer tramo de 2020. Esto supone un resultado récord para Santander en dicha región, de la que precisamente ha salido hace poco BBVA tras vender su filial norteamericana.

En términos de morosidad, el ratio de mora se ha reducido hasta el 3,2% (España registra el peor porcentaje del grupo con un 6,18%), con un ratio de cobertura del 74%. En términos de solvencia, el ratio CET1 creció hasta el 12,3%, lo que supone un colchón de 345 puntos básicos frente al mínimo requerido a la entidad. Y todo ello pese a haber reservado 15 puntos básicos de capital para remunerar al accionista, en su compromiso de lograr un ‘payout’ del 40% una vez el Banco Central Europeo (BCE) lo permita. El ROE, por su parte, quedó en el 9,8%, frente al 1,47% de un año antes, cuando se vio impactando por la crisis del Covid-19 y las provisiones.

Relevo en España
Día de anuncios también en Banco Santander. Rami Aboukhair dejará de ser a partir de ahora consejero delegado en España. António Simões ocupará su cargo, quien también es el responsable para Europa. De esta manera se unifica la estructura en el Viejo Continente y se alinea con la estrategia seguida en América, donde los responsables de cada región son también CEO de un país. Simões se incorporó a Santander en 2020 tras ocupar distintos puestos directivos en HSBC, donde fue consejero delegado en Reino Unido y Europa continental.

Aboukhair, sin embargo, no se desvincula del banco sino que ha sido nombrado global head of Cards and Digital Solutions, en dependencia directa del consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez: «Esta nueva función se crea para desarrollar el negocio de tarjetas en el contexto de la visión de One Santander. El objetivo es construir una plataforma de tarjetas única, moderna y flexible aprovechando la tecnología de PagoNxt».

En Reino Unido, el banco dirigido por Ana Botín también ha anunciado que su actual consejero delegado, Nathan Bostock, pasará a ocupar una función global como head of Investment Platforms. Todavía está a la espera la entidad de nombrar un sustituto.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class