Actualidad

Ayuso presidirá un gobierno austero para una legislatura bronca

MADRID, 18/06/2021.-L a presidenta en funciones y candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (2d) es aplaudida por su grupo parlamentario tras su intervención la segunda jornada del debate de la sesión de investidura de la XII Legislatura de la Comunidad de Madrid, este viernes en la Asamblea. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

Los nueve consejeros, tres menos que en la anterior legislatura, supondrán un ahorro de 400.000 euros

El tenso debate de investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid, elegida ayer por 77 votos a favor (65 del PP y 12 de Vox, no pudo votar la diputada Alicia Rubio por estar confinada) y 57 en contra (24 de Más Madrid, 24 del PSOE y 9 de Unidas Podemos, al no votar la diputada expulsada del hemiciclo, Vanessa Lillo) fue un anticipo de la bronca legislatura que le espera a los populares en los próximos dos años.

Para hacer frente a este escenario hostil, Ayuso se ha vuelto a rodear prácticamente del mismo equipo de consejeros, con los que ha librado la dura batalla frente a Pedro Sánchez, durante este

año de pandemia. Los nombres de los consejeros los deslizó la presidenta, como un trámite más, a los pocos minutos de ser elegida presidenta, en una nota de prensa. Ni solemnidad, ni sorpresa, ni filtraciones.

Durante su réplica parlamentaria a la oposición desveló la nueva estructura de su gobierno, avanzada el jueves en cuanto a la reducción de miembros. Solo nueve consejerías, y ningún vicepresidente, para dar un ejemplo de austeridad frente a los 23 ministerios de Sánchez. Un ahorro de 406.000 euros brutos anuales (100.556 euros por cada consejero eliminado), respecto al anterior, y que le sirven también para lanzar un guiño a Vox, fundamental para su reelección en el cargo.

La reducción de consejerías, de 13 a 7, le ha obligado a una reorganización de las áreas. Será un gobierno continuista, repiten todos los consejeros, a los que hay que añadir solo dos novedades:Concepción Dancausa, que estará al frente de la Consejería de Familia, Juventud y Política Social; y Carlos Izquierdo del departamento de Administración Local y Digitalización. A ellos hay que sumar a Marta Rivera de la Cruz, exconsejera con Ciudadanos, que volverá a tener la responsabilidad de dirigir la Consejería de Cultura y Turismo, a la que se suma Deportes.

Continuidad

La permanencia del equipo titular se daba por hecho en las filas populares: «Para qué va a cambiar el Gobierno que le ha permitido gestionar con éxito la pandemia. No tenía sentido quitar a los consejeros que lo han hecho bien, no podría justificarlo», subrayaban a ABC fuentes de esta formación política.

Y así ha sido. Enrique López, cercano a la dirección nacional del PP, será consejero de Presidencia, Justicia e Interior. Enrique Ossorio continuará ejerciendo como portavoz del Gobierno y consejero de Educación, Universidades y Ciencia. Paloma Martín también seguirá como responsable de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura. Javier Fernández-Lasquetty dirigirá la cartera de Economía, Hacienda y Empleo. Enrique García Escudero continúa como consejero de Sanidad y David Pérez de Transportes e Infraestructuras.

Todos ellos están llamados a lidiar con el Gobierno de Sánchez, en la cruzada emprendida por la presidenta Díaz Ayuso contra el Ejecutivo socialista, ante el acoso al que asegura estar sometida. Ayer lo volvió a dejar claro: «Probablemente, lo que empieza hoy, es el fin del sanchismo en España, que después del 4 de mayo se lo van a tener que replantear».

La Asamblea de Madrid será el ring donde se disputarán estas batallas. El primer combate se produjo ayer, entre Ayuso y la nueva líder de la oposición, Mónica García. Un debate vibrante en el que la presidenta marcó territorio, con un discurso lleno de ironías llegando a ridiculizar a la izquierda que representa la portavoz de la formación de Errejón. A ella le recriminó «su comunismo pijo con 24 escaños de camiseta del Che Guevara del Duty Free», que no le va a decir «cómo tratar mejor o peor a los ciudadanos» de la región.

Debate de guante blanco

Del feroz enfrentamiento con Mónica García pasó al debate de guante blanco con la portavoz de Vox, Rocío Monasterio. Una relación que será clave para la gobernabilidad, como se reflejó en el cruce suave de acusaciones y en la defensa férrea que hizo Ayuso de Vox, ante los ataques de la izquierda.

«Quienes son realmente radicales y sectarios en este parlamento son los partidos políticos de la izquierda. No hay mas que ver el trato que le han dado, señora Monasterio a mí me ha abochornado que tenga que tratarse a su grupo parlamentario y a su partido de esa manera», afirmó Ayuso.

La portavoz de Vox, previamente, le había ofrecido colaboración para mejorar algunas de las medidas anunciadas el día anterior por Ayuso: «Estamos abiertos a colaborar con ustedes, siempre y cuando respeten a nuestros votantes, el programa político que nos ha traído hasta aquí».

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class