Actualidad

«Ayuso ha sido la más valiente»

Spread the love

Profesionales y expertos de los sectores del comercio, la alimentación, la hostelería y los hoteles en Madrid reflexionan sobre lo que la región más dinámica económicamente de España se juega en la cita electoral del 4-M

Además de la «espectacular» manera en la que fueron convocadas –casi un guión de serie de televisión de política ficción con traiciones dentro de traiciones– las elecciones autonómicas del próximo 4 de mayo son principalmente atípicas por a situación de excepción económica y empresarial en la que están teniendo lugar a causa de la pandemia Covid. Pero lo que para los candidatos es tan solo un tema más sobre el que tirarse los trastos a la cabeza, para hosteleros, comerciantes, para los hoteles y los mercados de Madrid es una cuestión de las que depende, literalmente, su superviviencia. LA RAZÓN ha reunido a representantes y expertos de los principales sectores afectados por la pandemia para que expliquen cómo están capeando el temporal y qué le piden al próximo presidente de la Comunidad de Madrid. Es cierto que Ayuso, Gabilondo, Monasterio, Bal, García e Iglesias se juegan mucho el 4-M pero las cuatro personas cuyos testimonios vertebran este texto se lo juegan todo: esa fecha los madrileños elegirán que continúen unas políticas que han convertido a Madrid en la región más dinámica económicamente de la nación o que se produzca un cambio en el gobierno autonómico de imprevisibles consecuencias.

«En Madrid hemos sido la envidia. Aquí ha habido un balón de oxígeno que nos ha permitido vivir. Otras regiones han permanecido cerradas a cal y canto»

«Sigue habiendo mucho miedo, sobre todo en los barrios con más gente mayor. Al mismo tiempo que continúa ese miedo ves a gente lo ha perdido completamente, casi hasta la imprudencia. Es una situación muy rara, pero una cosa está clara: A Madrid le faltan millones de personas flotantes, que viene por aquí, turistas. Y eso influye para todo». Son palabras de Javier Robleño, propietario de la empresa que gestiona prácticamente la mitad de las tiendas del Mercado de Diego de León de Madrid. No es difícil detectar un cierto brillo de orgullo cuando abre el debate contando que de todos sus empleados no hay ninguno en ERTE: «En mi plantilla han trabajado como leones. Solo tengo gracias, gracias, gracias que darles».

El siguiente en tomar la palabra es Nacho Sandoval, creador de la Ruta de la Fabada, la Ruta del Bacalao, el concurso del mejor Rabo de Toro de España y muchos otros eventos gastronómicos regionales y nacionales que le llevan a entrar trabajar codo con codo con, literalmente, miles de restaurantes y bares de Madrid y de toda España. «Mi sector es el mas dramáticamente golpeado. Las cifras están ahí. 7000 restaurantes y bares han cerrado solo en Madrid y 85.000 en toda España». Sandoval recuerda que Madrid es el epicentro de la actividad empresarial nacional y un importante nodo económico internacional y que la capital necesita precisamente de la fuerza de esas personas que nos vistan desde el extranjero, «Madrid tiene la capacidad para seguir siendo el motor del ocio y de la restauración, con todo lo que ello significa para los sectores auxiliares. No olvidemos que este sector mantiene viva la llama de algo tan español como disfrutar en torno a una buena mesa. Eso se ha perdido en este año y media en el que han cerrado restaurantes en los que hemos vivido tantas cosas… y eso no va a volver», explica.

Difícilmente pueden considerarse como exageraciones las palabras de Sandoval a tenor de las cifras que arroja el sector. Pese a los enormes esfuerzos financieros para mantenerlo izado, el tejido empresarial español basado en pymes y autónomos está al borde del colapso precisamente en dos de sus áreas más importantes: el turismo y la hostelería. El tsunami de la pandemia ha impactado de lleno en el turismo, que en la «vieja normalidad» era uno de los que más aportaba al PIB (cerca del 12,5%) y ahora, en vísperas de que se cumpla un año de la declaración del primer estado de alarma y de un insólito confinamiento de toda la población durante más de dos meses, apenas aporta el 5,5 %. En la hostelería, ya ha cerrado casi una tercera parte de los más de 300.000 establecimientos que había antes de que se desatara la mayor crisis pandémica en tiempos modernos, al tiempo que se han destruido 290.000 empleos y unas 442.000 personas más están en ERTE (casi el 50 % del total).

Manuel González es presidente de la Asociación Comerciantes del Rastro, un conjunto de comercios de la capital que es algo más que un mercado, llegando a constituir incluso una marca internacional fuertemente injertada en el tejido cultural y patrimonial de Madrid. Para Manuel «la sociedad va por encima de las directrices políticas. La gente toma la calle porque la toma, no porque les dejen, como el motín de Esquilache. La gente esta muy cansada de estar encerrada. La gente tiene ganas de recuperar la calle. Independientemente de las consignas de los que manden la gente tiene iniciativa. Impera más el sentido común». Descubierto campamento romano a 60 kilómetros de Madrid: es en Segovia.

El cuarto de los participantes es también nuestro anfitrión esta mañana de viernes. Eduardo González es el director general del Gran Meliá Hotel Fénix y al ser invitado a participar en el debate nos ofreció que tuviera en la nueva joya de esta multinacional hotelera en Madrid, el Gran Meliá Palacio de los Duques, un establecimiento deslumbrante en el corazón de la capital que basta en sí mismo para ejemplificar el potencial de esta ciudad como nodo turístico mundial. Las tensiones a las que está sometido el gremio hotelero son descritas en toda su crudeza por este profesional del sector: «Desde el 15 de marzo estamos cerrados. Es dramático. 150 de nuestros empleados están en ERTE. Y no sólo es eso: también está el repartidor de las bebidas, la lavandería, la farmacia de la esquina, las tiendas de la milla de oro… todos ellos no paran de preguntarnos: ¿Cuándo vais a abrir? Y la verdad es que no lo sabemos. De los 150 hoteles Meliá solo hay 22 abiertos en estos momentos. Tenemos 10.000 trabajadores en ERTE».

Roto el hielo llega la hora de hablar de política, de 4-M y de lo que se juega la región y el conjunto del país. Toma la palabra Javier Robleño sin pelos en la lengua: «Ayuso ha sido la mas valiente, la que se ha puesto la armadura. Tiene seguir. Ella tiene que ser la que le eche otros dos tablones más al fuego para hacer una gran fogata y que salgamos adelante». Preguntado sobre la alternativa, su respuesta tampoco deja lugar a dudas: «La otra gente da mucho miedo. ¿Quién no tiene un amigo venezolano que te dice que esta gente tiene el mismo libreto?» Y parece que la alternativa planteada por la actual presidenta como eslogan de campaña ha calado, al menos en este comerciante del Mercado de Diego de León: «El comunismo no es nada bueno. Al primero que engañan es al trabajador». Javier expresa sus opinión con el mismo desparpajo cuando se trata de hablar sobre Pablo Iglesias: «Yo vivo cerca de donde vive el del moño y lo que dice Ayuso es verdad: No le quiere nadie». Y lo cierto es que Ángel Gabilondo tampoco sale mejor parado: «El hombre será todo lo inteligente que tenga que ser pero a mi personalmente me da la sensación que nos van a freír y vamos a caer como chinches por los impuestos. Esta gente solo piensa a oprimir al que mas tiene y lo que hay que hacer es abrir la mano para hacer es abrir la mano para permitir que todos tengamos más».

Para Manuel González quién se haga con la victoria es secundario respecto a lo que realmente importa, que es la actitud con la que gobierne. «Madrid siempre ha sido abierta. Quien sea el próximo presidente tiene que intentar tender la mano y que intente integrar. No hay que excluir a los demás. Madrid ha roto todas las barreras para que España funcione. Ayuso o quien sea tiene que defender a los trabajadores. En España tenemos que ir todos juntos». Manuel cuenta que hace cuatro semanas que se vacunó con AstraZeneca y que en todo este tiempo nadie la explicado que va a pasar con el, si le van a poner una segunda dosis de esta terapia génica o se le inmunizará con alguna de las tres vacunas que se están administrando en todo el territorio español. Para este comerciante la cosa está clara: «Lo que ha quedado demostrado de sobra es el fracaso de las taifas autonómicas sanitarias. No es de recibo que tengamos 17 directrices distintas de 17 sistemas de salud independientes». Su opinión, sin embargo, no es muy negativa con respecto a Sánchez: «Para mi Merkel era un modelo a seguir y ahora se ha demostrado que no lo era tanto. Esta claro que ha habido mucha improvisación… pero ha habido la misma en toda Europa. Nadie tiene una barita mágica para solucionar esto», argumenta.

Nacho Sandoval, en contacto con miles de restaurantes o bares de España no tiene dudas sobre la necesidad de que Ayuso repita al frente de una región clave como Madrid. En su opinión la región ha hecho algo que después de la experiencia de que el nivel de infectados ha sido similar en otras partes, se ha visto que era lo correcto. «En Madrid hemos sido la envidia. Aquí ha habido un balón de oxígeno que ha permitido que se pueda mantener muchos locales en el conjunto de España. Ha habido comunidades que han permanecido cerradas a cal y canto durante meses. He visitado muchas comunidades y estaban desilusionados porque estaban cerrando. Lo de Ayuso se ha demostrado que ha sido para bien. Los negocios de aquí compran productos del resto de España que gracias a los horarios de Madrid se han podido comercializar. Madrid es un motor fundamental incluso en pandemia gracias a las franjas horarias más flexibles. Porque no ha habido cierres: ha habido terrazas. Se ha permitido abrir y ampliar terrazas salvavidas».
Eduardo González llama la atención sobre el efecto negativo que ha tenido el hecho de que desde diversas administraciones se hayan hecho llegar mensajes y directrices diferentes. «Esto ha sido muy negativo para nosotros debido a la incertidumbre que se ha generado. Más que miedo a una situación epidémica concreto lo que ha impedido que muchos turistas extranjeros de Estados Unidos, de México o de Venezuela nos visiten ha sido es que no sabían a qué atenerse debido a los mensajes contradictorios». Respecto a las críticas que se han vertido sobre extranjeros que venían a la capital a emborracharse, este director de hotel es tajante: «Yo no los he visto. Eso es mentira».
Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class