Actualidad

Así se han enriquecido los líderes de Podemos: su patrimonio ha crecido un 1.229%

Desde su entrada en política, Irene Montero, Nacho Álvarez, Ione Belarra y Noelia Vera son quienes más han incrementado su patrimonio, Echenique y Asens, los que menos

La mayoría de ellos llevan ya siete años en política. Forjaron su carrera política al calor del 15-M y llegaron a las instituciones de la mano de Pablo Iglesias, bajo el grito de que el cielo no se tomaba por consenso, sino por asalto. Ahora se cumplen tres meses desde que el líder morado abandonara el Gobierno de coalición y uno desde su marcha del partido tras su fracaso en las elecciones de la Comunidad de Madrid. El partido, a nivel parlamentario experimenta una transición con el fin de avanzar hacia su reconstrucción para fortalecerse internamente de cara a nuevos ciclos electorales. Muchos de quienes forman parte hoy del Gobierno o son diputados en el Congreso llegaron a la política recién acabada su carrera en la universidad. Eran jóvenes y tenían entonces proyectos destinados a continuar con su carrera profesional. De hecho, algunos de los hoy diputados no tenían experiencia en el mundo laboral, debido a su juventud.

En sus cuentas también se reflejaba este camino, al contar con un patrimonio muy inferior del que –en casi todos los casos–disponen hoy en día. Precisamente, esta semana, Ok Diario desvelaba que la secretaria de Estado de Igualdad y contra la violencia de género Noelia Vera había adquirido un chalet con pista de tenis y piscina situado en la localidad de Fresnedillas, una vivienda que supera el valor de los 300.000 euros. Una compra que se produce tres años después de que Pablo Iglesias e Irene Montero adquirieran un chalet en Galapagar. A raíz de esta última compra de una vivienda de un dirigente de Podemos, La RAZÓN ha escogido diez dirigentes de Podemos y ha analizado su patrimonio para comprobar cómo ha aumentado o disminuido durante su carrera profesional. Cinco de ellos han adquirido puestos de mayor responsabilidad desde su llegada a la política, de ahí el aumento económico. Entre los diez el aumento de patrimonio resultante es del 1.229%. De los diez dirigentes, solo tres no tienen ningún tipo de deuda en la actualidad; Isa Serra, Rafa Mayoral y Jaume Asens.

El caso de la ministra de Igualdad, Irene Montero, en su declaración de bienes y rentas de 2016, que puede consultarse en la web del Congreso, declaró contar con 6.923,88 euros en tres cuentas corrientes. Tenía también un turismo adquirido en 2008 y había percibido una beca como investigadora en la UAM de 13.704 euros Por aquel entonces no tenía deudas ni hipotecas. Ahora, ya como ministra, en la declaración de patrimonios que publicó el Gobierno este año, Montero manifestó un total de 629.969,82 euros repartidos en 107.420,33 euros en cuentas corrientes, 335.049,49 en bienes e inmuebles y 187.500 en seguros de vida. Como pasivo tiene 231.156,50 euros a raíz de la hipoteca que mantiene con su pareja para la compra de su vivienda. Así, la ministra ha incrementado en un 9.133% su patrimonio, sin incluir las deudas.

Otro de los dirigentes que más ha incrementado su patrimonio es el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez. Éste contaba con 13.924, 93 euros en sus cuentas corrientes en 2016. Según su última declaración de 2021 cuenta con 92.859 euros en bienes, 47.290 euros en depósitos, 65.000 euros en seguros y 11.000 en demás bienes y derechos. En su pasivo cuenta con 107.621 euros. En 2014 adquirió una hipoteca por 130.000 euros al 50%. Según reconoce ahora, mantiene un pasivo de 107.621 euros. Su patrimonio ha incrementado en un 1.452%.

La número dos de Montero en el ministerio de Igualdad, Noelia Vera, en su declaración de 2017, reconoció 8.480 euros en cuentas corrientes. Hoy dispone de 80.694,73 euros en su patrimonio. De ellos, 48.996,51 euros son bienes y 31.698,22 en depósitos. El pasado mes de abril actualizó su declaración tras contraer una hipoteca al 50% de 216.000 euros. Justo poco después se ha desvelado que ha adquirido una vivienda. Cuenta, además, con otra vivienda, dos plazas de aparcamiento y un terreno urbano en Cádiz y una parcela en Murcia, todo fruto de una herencia paterna y siendo propietaria de la sexta parte. De esta manera, su patrimonio ha aumentado en un 851,5%.

La ministra de Derechos Sociales y futura líder de Podemos, Ione Belarra, reflejaba en su declaración de 2016, 29.078 euros. Ahora, confirma bienes por 100.000 euros y 45.649,03 en depósitos. Tiene una deuda de 69.994,37 euros. En total, su patrimonio, sin incluir las deudas, habría incrementado en un 400%. El diputado morado Rafa Mayoral contaba en 2016 con 8.552,00€ euros en cuentas corrientes. Ahora, en su declaración de 2019 reconoce 28.553, 50 euros, sin deudas y sin ninguna vivienda adquirida o vehículo. Su patrimonio ha incrementado en un 233,8 por ciento.

Por otra parte, la vicepresidenta tercera del Gobierno, Yolanda Díaz, contaba en 2013 con 15.000 euros en sus cuentas corrientes. La declaración de bienes de 2021 ha demostrado que es una de las ministras que cuenta con menor patrimonio del Gobierno 50.552,445 euros. Cuenta con una deuda de 25.324,49 euros por pagar. El ministro de Consumo, Alberto Garzón –que no está incluido en la lista al no reflejar públicamente una declaración de bienes inicial, es también uno de los ministros con menos patrimonio. Cuenta con 130.387,37 euros, pero mantiene una deuda de 157.208,83. Por otro lado, la portavoz de Podemos y diputada en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, confirmó que en 2014 contaba con 106 euros en sus cuentas. Hoy tiene 23.935 euros, sin deuda pendiente en su hipoteca. Por tanto, su patrimonio ha aumentado en un 22,4%.

El diputado de Unidas Podemos, Alberto Rodríguez, que hasta ahora era secretario de Organización del partido, declaró en 2016 tener 9.744 euros en sus cuentas corrientes. En la declaración de 2019 estas cuentas tenían un valor de 11.787 euros. Además, mantiene una hipoteca con 54. 352, 57 euros pendientes contraída en 2019.

Entre los que menos han aumentado su patrimonio –entre los dirigentes elegidos– se encuentran Jaume Asens y Pablo Echenique. El jefe del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, declaró 71.215 euros en sus cuentas en el año 2014. En 2019 declaró 62.000 euros. En 2020 recibió en herencia una vivienda y una plaza de garaje en Barcelona. Por tanto, su patrimonio no ha crecido, sino que se ha reducido. Tiene un 12,9% menos que en el momento inicial.

Lo mismo ocurre al analizar el patrimonio del portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique. En 2014 declaró 75.419,96 euros en sus cuentas corrientes. Además de 8.600 euros en otros bienes, rentas y derechos. En 2010 firmó una hipoteca por un valor de 83.640,59 euros. En su última declaración, de 2019, declaró un total de 48.545,6 euros, incluidas cuentas corrientes y bienes y derechos. De la hipoteca que contrajo para comprar una casa en Zaragoza, hace dos años debía todavía 57.712,74 euros. Al igual que en el caso de Jaume Asens, su patrimonio no ha aumentado, sino que ha disminuido en un 42,2%.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class