Actualidad

«¡Asesino, quítate de la foto!»: el descomunal abucheo a Illa en el homenaje a los sanitarios fallecidos

El ministro de Sanidad percibió el descontento de los españoles por la pésima gestión sanitaria de la crisis del coronavirus por parte del Gobierno PSOE-Podemos

Cada vez que Salvador Illa se aproxima a un hospital, el resultado es el mismo: abucheos e insultos por la nefasta gestión sanitaria del Gobierno PSOE-Podemos en la pandemia del COVID-19.

El ministro de Sanidad y Pedro Sánchez ya recibieron una ‘dosis’ de realidad durante su visita al Hospital de La Paz el pasado 27 de diciembre, donde fueron recibidos a gritos de “¡Fuera, fuera!”.

 

 

Menos de un mes después, Illa vuelve a recibir el rechazo de los españoles durante un acto público. En concreto, durante el homenaje a los sanitarios fallecidos organizado en Madrid.

El rechazo al ministro socialista quedó demostrado entre pitos y abucheos que provenían desde distintos puntos de la plaza y desde los balcones aledaños: “¡Illa dimisión!” y “¡Asesino, quítate de la foto!”.

Desde la llegada del ministro a la plaza y hasta que ha acabado la ceremonia, ciudadanos que estaban en la calle y asomados a los balcones en los que colgaban banderas de España han gritado incansables “Illa, dimisión” y han proferido insultos como “asesino”, “sinvergüenza”, “nos habéis mentido a todos” y “fuera de la foto”.

La humillación a Salvador Illa fue aún mayor al ver que los insultos y reproches solo iban en su contra, mientras que los Reyes Felipe y Letizia (así como el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso) solo recibían los aplausos y el apoyo de los vecinos.

Ante los abucheos contra el ministro, el alcalde ha asegurado que “hay que respetar que los ciudadanos se puedan manifestar y dar su opinión”, aunque ha admitido que “no es agradable de soportar por parte de los cargos públicos en general”.

“Siempre defiendo la libertad de expresión. Le he dicho a Illa que hoy te toca a ti, como otros días nos ha tocado a los demás”, ha comentado Martínez-Almeida en declaraciones a los medios al término del acto.

¿Acercamiento a Madrid?

Antes de que comenzara, el ministro ha estado conversando con la presidenta madrileña y el alcalde, en una imagen que no se dio en la inauguración del nuevo hospital de emergencias Isabel Zendal de Madrid el pasado 1 de diciembre, puesto que Illa declinó la invitación de asistir alegando motivos de agenda.

El acto ha comenzado con un minuto de silencio en recuerdo de los cerca de 120 sanitarios muertos en el ejercicio de su profesión durante la pandemia, entre ellos, 83 médicos.

El monumento se concibió en un principio como un homenaje a los fallecidos, pero finalmente se ha hecho extensivo el reconocimiento a todo el colectivo.

La obra, de acero inoxidable y con mas de siete metros y medio de altura y seis toneladas de peso, representa un corazón en lo alto de una columna formada por letras de diferentes alfabetos.

Junto a las autoridades, han participado los presidentes de nueve consejos generales sanitarios (médicos, dentistas, enfermeros, farmacéuticos, fisioterapeutas, logopedas, ópticos-optometristas, podólogos y veterinarios).

El acto ha concluido con la actuación de la cantante Luz Casal, quien ha interpretado su canción «Entre mis recuerdos» acompañada de un pianista.

Durante el acto se ha procedido a descubrir una escultura realizada por el artista Jaume Plensa en recuerdo y memoria de todo el profesional sanitario que ha perdido la vida durante la pandemia de coronavirus.

Otro abucheo histórico

Pedro Sánchez también probó una cucharadita de ‘jarabe democrático’ en Pamplona.

El presidente del Gobierno acudió al Palacio de Navarra este 13 de noviembre, donde fue recibido con un ensordecedor abucheo de los ciudadanos.

A pesar de que el líder del PSOE rehuyó de las preguntas de los periodistas, no se pudo escapar de las imágenes que demuestran el descontento de los españoles por su pacto con los proeatarras de Bildu en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

De la reunión con la presidenta de Navarra, María Chivite, para presentar el plan de recuperación económica ‘España Puede’ (que prevé una ejecución de 72.000 millones de euros de fondos europeos hasta el año 2023), la escena que más ha transcendido ha sido el abucheo épico a la llegada del presidente socialista.

Si bien Pedro Sánchez llegó con una hora de retraso, los ciudadanos esperaron inmóviles para transmitirle su malestar por pactar con las alas más radicales del Congreso de los Diputados.

El presidente justificó su tardanza debido a que su avión se ha tenido que desviar a San Sebastián debido a la niebla que había en Pamplona. Quizá un pronóstico de una ciudad que no estaba dispuesta a recibirle y que le esperaba con carteles de: “Sánchez, traidor. Gobierno dimisión”.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class