Actualidad

Adriana Lastra toma posiciones tras la salida de Ábalos de la dirección del PSOE

La «número dos» del partido se «reafirma» y se reivindica ahora como «plenipotenciaria» hasta la celebración del 40º Congreso

El estado de nervios que hasta el sábado recorría el Consejo de Ministros –ante la inminencia de una remodelación del Gobierno que estaba aún por concretar– se ha trasladado ahora al PSOE. En Ferraz se tientan la ropa ante la ya anunciada catarsis que se va a producir en el partido, a raíz del 40º Congreso Federal que se celebrará en octubre en Valencia. Los movimientos de alineamiento y desmarque no se han hecho esperar y sin tiempo para lamentar la marcha de José Luis Ábalos, todas las piezas buscan recolocarse y tomar posiciones para encarar con las mejores garantías la «profunda renovación» que Sánchez también tiene previsto acometer también en la formación.

Especialmente significativa fue ayer la soledad de Ábalos en su despedida del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. La convocatoria no permitió el acceso a los periodistas, pero lo que llamó la atención es que su entorno más próximo en el partido tampoco le acompañara en tan trascendente momento. Tras participar en la puesta de largo de Félix Bolaños en Presidencia, su mano derecha en Ferraz, Santos Cerdán, prefirió acudir al traspaso de cartera de Exteriores a José Manuel Albares y Adriana Lastra, por su parte, se trasladó hasta el Senado para apoyar a Ander Gil, que asumía la Presidencia de la Cámara Alta. Mejor tejer nuevas alianzas que rendir honores póstumos.

Serán Lastra y Cerdán quienes asuman el control del partido en ausencia de Ábalos, que, ayer mismo hizo pública su decisión –en lo relativo al paso atrás también en la Secretaría de Organización– y que vio como en Ferraz ya le daban por amortizado y se reorganizaban para encarar el futuro sin él horas antes. En su carta de renuncia aseguró que era una decisión «madurada y necesaria desde el punto de vista familiar y personal». En el PSOE no han perdido el tiempo y ya clarificaban con carácter previo cómo iba a quedar estructurado el organigrama a partir de ahora.

En este nuevo orden, se afanan en «reafirmar» que Adriana Lastra es la «número dos» del partido y «siempre ha estado en Ferraz». Una forma de reivindicar a la vicesecretaria general del PSOE que ha desplegado hasta el momento mayoritariamente su actividad en el Congreso, donde es portavoz. Cabe recordar que pese a ser el «tres» de Sánchez en el PSOE, José Luis Ábalos era quien comparecía tras la Ejecutiva del partido, en lugar del portavoz oficial y siempre ausente Óscar Puente. Ahora, será ella quien «tome las riendas de Ferraz» y advierten de que será «plenipotenciaria» hasta que llegue el 40º Congreso. Santos Cerdán, mano derecha de Ábalos y que ha ejercido de secretario de Organización de facto, mientras Ábalos e dedicaba al ministerio, será quien mantenga esta gestión y actuará en coordinación con Lastra. Parece que ambos no son prescindibles para Sánchez, pero «torres más altas han caído» en Moncloa.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class